top of page
  • ceopiongroup

TIPS PARA REALIZAR TU PRIMERA MUDANZA SIN MORIR EN EL INTENTO

Una mudanza siempre es estresante por la cantidad de tareas y cosas por hacer que implica, pero la primera suele ser la más complicada de todas, especialmente por la parte emocional que implica dejar nuestra casa de toda la vida.

Y aunque es emocionante la expectativa de ser independiente y tener tu propia casa con tus propias reglas y horarios, enfrentarnos a vivir solos por primera vez trae muchos retos que serán más sencillos de abordar si estamos preparados. En esta ocasión te compartimos algunos consejos para que tu primera mudanza sea exitosa:

  1. El punto básico es determinar tu presupuesto. Más allá de pagar una renta o una hipoteca, vivir solo implica muchos gastos que debes considerar antes de dar el paso, de esta forma estarás preparado para lo que viene. Hablamos por supuesto de la renta o hipoteca, depósito, la cuota de mantenimiento y el pago de servicios como agua, luz, electricidad e internet; también debes considerar el costo de la alimentación y la despensa básica. Por supuesto, no debes olvidar calcular el costo de la mudanza en sí: transportación y embalaje.

  2. En tu presupuesto inicial también debes incluir el costo de muebles, electrodomésticos, blancos, utensilios de cocina, etc. Pero antes de que te lances a un festival de compras, piensa qué cosas son indispensables para iniciar tu vida independiente. Si tu presupuesto es limitado, debes evitar hacer gastos innecesarios que te endeuden; analiza bien qué muebles y electrodomésticos son básicos para el funcionamiento de tu casa.

  3. Una vez que tienes armado tu presupuesto puedes dedicarte a buscar tu primer depa o casa. Tómalo con calma para que puedas explorar diferentes opciones para que encuentres un espacio que cumpla con tus necesidades, presupuesto y estilo de vida. Pon especial atención a la ubicación, seguridad, el espacio que requieres, si cuenta con estacionamiento en caso de que lo necesites, si la zona tiene transporte público accesible, qué tan cerca está de tu trabajo y si en la zona existen centros comerciales.

  4. Contrata todos los servicios básicos antes de que te mudes; contacta a los proveedores de agua, electricidad, gas e incluso internet con anticipación para que todo esté listo para su uso en cuanto llegues a tu nueva casa.

  5. Asegúrate de contar con los elementos indispensables para tu casa. Si estás empezando tu vida independiente, tal vez no tengas demasiados enseres domésticos, pero hay algunas cosas que son básicas, desde una cama o colchón, ropa de cama, toallas, cortina de baño, productos de aseo persona y de limpieza para la casa, papel higiénico, focos, platos, vasos, sartenes, cubiertos y si es posible un microondas. Estos artículos te facilitarán la vida.

  6. No dejes que el día de la mudanza te sorprenda sin tener preparado todo lo que quieres llevar a tu nuevo hogar. Lo ideal es iniciar con varias semanas de anticipación para que tengas tiempo de realizar una selección de las cosas que realmente vale la pena llevar contigo. La mudanza es una buena oportunidad para deshacerte de las cosas que no ocupas, dona aquello que tenga utilidad y desecha lo que ya no sirva. Y cuando llegue la hora de empacar no te desesperes, en nuestro blog encontrarás estos Tips para organizar tu mudanza.

  7. Planifica la mudanza. Debes decidir si tú harás la mudanza o si contratarás una empresa que se haga cargo de todo. Además, prepara una lista de cosas por hacer tanto en los días previos como para el día de la mudanza; también te será de mucha utilidad un listado de las cosas que necesitas tener a la mano en tu primer día en la nueva casa.

Otros consejos que te pueden ser de utilidad para tu primera mudanza:

  • Lee por completo el contrato de arrendamiento antes de firmarlo. Es importantísimo que conozcas las condiciones que te imponen para rentar en el inmueble.

  • Cambia las cerraduras lo antes posible, pues no hay manera de que sepas cuántas personas tienen las llaves de la propiedad. Así que, por seguridad, es importante que cambies las cerraduras incluso antes de mudarte.

  • El día de la mudanza utiliza ropa y calzado cómodo y prepara una mochila con alimentos y bebidas y otras cosas necesarias como medicamentos.

  • Ármate de paciencia. Ten en cuenta que una mudanza conlleva mucho trabajo físico que probablemente no terminarás en un día así que no te estreses si tu nueva casa no queda lista de inmediato.


Comparte este artículo.



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page